¿Es hora de rediseñar tu Sitio Web?

Tiempo de lectura: 4 minutos.

La pregunta por rediseñar tu Sitio Web, es una pregunta que, como dueño de un sitio web, deberías hacerte cada cierto tiempo. Al ritmo que avanza la web y la forma de hacer negocios a través de ella, diría que uno debería plantearse la posibilidad todos los años sin excepción.

Si tu sitio se parece al ejemplo de la foto o internamente sabes que lo tenes que hacer, no sigas leyendo, mejor escribime ahora mismo. Pero si por el contrario ni lo habías pensado, dudas o incluso crees que no tenes que hacerlo, te invito a que realices las siguientes comprobaciones para tomar la decisión correcta sobre rediseñar tu sitio web.

Antigüedad

Esta es la comprobación más fácil de hacer, simplemente si tu sitio tiene algunos años de antigüedad dudo que haya resistido al cambio, puede que tu marca e identidad sí lo hayan hecho, pero dudo mucho que tu web siga respetado los estándares, siga las ultimas tendencias de experiencia e interacción de usuario, y que brinde las soluciones que debería o de la mejor manera disponible en la actualidad.

Un sitio viejo y abandonado brinda una mala experiencia para los usuarios que van a salir corriendo de allí y no lo van a recomendar jamás. La forma en la que se presenta el contenido también cambió muchísimo, así que deberías preguntarte si se puede aprovechar mejor el contenido que ya existe, o si se podría incluir contenido multimedia.

Ejemplos de sitios antiguos hay muchos, sitios diseñados en flash, con tablas, que no se adaptan a dispositivos móviles, que no tienen ninguna funcionalidad o propósito, etc.

Contenido

Actualmente el contenido es el rey y está por sobre todas las cosas. Entonces deberías preguntarte si el contenido de tu sitio está actualizado, si no deberías agregar o quitar algo. Si realmente refleja la identidad de tu empresa o contiene solamente textos e imágenes genéricas que no dicen nada.

Si no tenes un apartado de novedades (blog) deberías tenerlo, si ya lo tenes, ¿Cada cuánto publicas y por qué? ¿Qué tipo de contenido y por qué? ¿Con qué objetivo? Para tener un blog que cumpla una función es necesario tener una respuesta concreta a todas esas preguntas.

A su vez, ¿Distribuis el contenido de tu web? ¿Permitís que se comparta? ¿De qué manera y a través de que medios? Tu sitio web debería ser parte de una estrategia de marketing más grande.

El contenido es lo principal y a su vez lo más difícil de definir y elaborar. El contenido no se trata de sentarte 10 minutos a escribir la historia del negocio, es muchísimo más que eso. Es cómo vendes tus productos y servicios, es cómo los haces sentir a los usuarios y es lo que va a definir si te eligen a vos o a otro.

Posicionamiento en buscadores

Es radical como se puede mejorar el posicionamiento con un rediseño. Incluso sin que sea completo, mejorando cada aspecto del sitio y aplicando las técnicas correctas, es posible hacer elevar un sitio web hasta la primera posición de Google.

También puede pasar que en un primer momento se estaba bien posicionado y de pronto haya sido superado por la competencia. Entonces habrá que ver qué cambio o qué movimiento realizo la competencia y tomar las medidas necesarias.

El SEO es un aspecto fundamental para que tu sitio gane tráfico de calidad, trafico que luego puede convertirse en una mayor cantidad de consultas o ventas. De base, un sitio web que no está mínimamente optimizado para estar correctamente indexado y llevarse bien con los buscadores, está completamente excluido del mapa.

No cumple con un objetivo concreto

Como comenté en un post anterior en donde enumeré 7 cosas a tener en cuenta antes de tener tu sitio web, muchas veces se crean sitios solo porque sí o porque no se puede no tener. Pero en ningún momento ni los dueños de la empresa ni los desarrolladores se sentaron a preguntarse para qué tenerlo.

Si este es tu caso es muy probable que tu sitio web no cumpla con un objetivo claro. El típico sitio institucional o corporativo no sirve más que para encontrar el teléfono de la empresa, lo que se puede hacer seguramente incluso más rápido desde una búsqueda en google a través de una guía online.

Yo soy de los que creen que a todos los sitios de cualquier negocio se le puede dar una vuelta de tuerca, incluso si lo único que queremos es que nos llamen. Definir y lograr un objetivo concreto es parte de un buen proceso de diseño.

No se adapta a dispositivos móviles

Este es el aspecto más claro, si en el 2016 tu sitio no se adapta a dispositivos móviles, y cuando digo dispositivos móviles me refiero a todos ellos, entonces tenes que rediseñarlo urgente. Esto es así porque la cantidad de usuarios que utilizan la web desde dispositivos móviles ya superó a los que lo hacen desde equipos de escritorio. Y como consejo, y aunque no se aplique en todos los casos, conviene diseñar un sitio web responsive (un mismo diseño que se adapta a todas las resoluciones), no una versión móvil separada de la versión de escritorio.

Por si fuera poco, este punto afecta también al posicionamiento en buscadores, tal cual lo anuncio Google en Abril del año pasado y volvió a confirmarlo el pasado Marzo.

 

Conclusión

Rediseñar un sitio web no es una tarea fácil, pero es fundamental para mantener tu presencia online actualizada y seguir siendo competitivo para no perder terreno frente a la competencia y poder brindar la mejor de las experiencias a tus clientes.

Lo cierto es que a la velocidad que avanza el diseño y el desarrollo web así como la tecnología en general, hace que un sitio web pueda volverse obsoleto el mismo día en el que fue lanzado si no fue realizado por un profesional actualizado en la materia.

Si verificaste que tu sitio web merece un rediseño, no dudes en escribirme. Por otra parte ¿Crees que hay algún otro factor fundamental a la hora de rediseñar un sitio web?

Publicado por Marcos

Knowmad y Estratega Digital. Pero experto en hacer analogías que no resuelven nada, que a nadie le importa, y que nunca recuerdo.

Deja un comentario