Por qué una pagina de Facebook no es suficiente

Una pagina de Facebook no es suficiente

Antes de empezar quiero aclarar que esta opinión (y consejo) no va dirigida a las personas que no pueden pagar el diseño de un sitio web, ni a todas aquellas que creen que con solo una pagina de Facebook alcanza para la presencia online de un negocio.

Es muy clara la tendencia mundial de utilizar paginas de Facebook para empresas y negocios, pero en Argentina (y estoy seguro que en otros países también) no entienden del todo como funcionan.

La actualidad marca que si tenemos contenido para compartir, deberíamos tener una pagina de Facebook para mejorar el posicionamiento de nuestra marca en Internet. Pero una pagina de Facebook sólo puede ser parte de una estrategia de marketing y en todo caso un complemento, sólo una extensión de nuestro sitio web. Y menciono a Facebook pero lo mismo cuenta para todas las redes sociales.

En Argentina sucede muy a menudo que empresas importantes «olvidan» su sitio web y decantan toda su actividad en su pagina de Facebook. O que negocios chicos o emprendimientos, solamente abren una pagina de Facebook y con eso están muy satisfechos. Como si estar en Facebook fuera estar en Internet.

Y sí, muchos pueden decir que esto sucede porque»Es gratis», pero la cantidad de plata que no tuvieron que invertir es mínima al lado de la que perdieron por no tener un sitio web o mejor dicho, una presencia adecuada en Internet.

Lo que el usuario ve

Al entrar a una pagina de Facebook, el usuario no siente que está «entrando» a nuestro negocio. En el medio interfieren muchas cosas: barras y menúes, notificaciones, chats, publicidad ajena, etc. Ni siquiera podemos escapar al color azul del del propio Facebook. La identidad se reduce a una pequeña foto de perfil y a una foto de portada.

Está clarisimo que un sitio web propio nos permite dar una imagen mucho mas atractiva, adecuada y profesional, por sobre todas las cosas completamente propia. Desde los colores hasta la tipografía y los gráficos, las imágenes y videos, todo será propio y en la medida que sea necesario, nada sobrará ni faltará. Incluso la publicidad (si es necesario incluir) será nuestra y con ella sus ingresos.

Lo que el usuario siente

Cuando un usuario entra a un sitio web, es el mismo sitio (si esta bien diseñado) quien se encarga de llevarlo por los contenidos mas importantes y quien le permite al visitante encontrar lo que busca con facilidad. Esto se debe a que en un sitio web hay cientos de recursos, técnicos y gráficos, para lograrlo.  La variedad en los diseños y las estructuras de las paginas de Internet se debe justamente a la diversidad de empresas y negocios que existen, cada una con algo a destacar y de una forma diferente.

Por el contrario en Facebook, el usuario es quien debe encontrar lo que busca, y para colmo, las paginas de Facebook no tienen un buscador interno. Ademas tiene secciones ya estipuladas que en muchos casos no son necesarias y para agregar una sección con cierta funcionalidad hay que saber programar o pagar. Suponiendo que tomamos el caso de una pagina de Facebook profesional, creada por profesionales, con todo organizado y seccionado, tampoco vamos a tener a la vista lo que buscamos realmente.

Lo que el usuario quiere

Cuando el usuario está interesado en lo que ofrecemos, entra a un sitio web y le es fácil realizar la acción que queremos porque como decía anteriormente, es el sitio web quien le ofrece al visitante lo mas relevante en primer lugar. Por eso, si nuestro objetivo es que lea determinada información, vea determinada imagen o video, que nos escriba a través de un formulario o realice una compra, el usuario lo hará con gusto y en el caso de no estar muy decidido el sitio le ayudará con la decisión.

En el caso de una pagina de Facebook mucho ocurre por inercia, por costumbre y no realmente por una decisión consciente del usuario. Un Me Gusta en la pagina no sirve de nada si el usuario después no participa activamente en nuestra comunidad. Un Me Gusta en una publicación no sirve de nada si el usuario no sigue un enlace hacia algo mas completo, hacia un lugar donde lo que le proponemos se pueda desarrollar y realizar una determinada acción, y para todo esto es necesario un sitio web.

Conclusión

A todo lo mencionado hay que sumarle muchas más razones y para no extenderme demasiado mencionaré solo una. Las más importantes de ellas (no, la del fraude de su publicidad no) es que no todo el mundo tiene Facebook. Aunque así parezca no lo es, solo la mitad de la gente con Internet en Argentina tiene un perfil de Facebook y a estos hay que restarle a los que no lo usan, o lo usan poco, a los que no pertenecen a nuestra audiencia y a los que lo usan y pertenecen a nuestra audiencia pero que jamas nos buscarían en la red social (no todo el mundo va haciendo clic en «Me Gusta» de todo lo que ve).

Si tenes ganas de cambiar mejorar tu presencia en Internet puedo ayudarte ¿Cual es su experiencia en este tema?

La difícil tarea de mantenerse informado

Información es lo que abunda en estos dias

Se sabe, vivimos en la era de la información, pero muchas veces no se tienen en cuenta los problemas que vivir en ella nos genera. El tema de la información y su abundancia no es solo pertinente a periodistas o intelectuales, es una problemática que enfrentamos todos, todos los días. Dependiendo de cómo se lo mire o en qué circunstancias se aplique, se puede decir que es «un lindo problema», tal cual lo dicen los técnicos de equipos de fútbol cuando tienen un plantel valioso. Pero lo cierto es que también puede disparar múltiples consecuencias negativas, como la falta de interés por algo concreto, aburrimiento, incapacidad de mantener el foco en una cosa, perdida del sentido útil, dificultad para establecer prioridades, etc.

La información nuestra de cada día

Desde que nos despertamos y miramos el celular hasta que nos acostamos después de mirar el celular, estamos recibiendo información. En el medio muy probablemente miramos televisión, leímos un diario o una revista (de forma tradicional o digital), escuchamos la radio, vimos publicidades por todas partes, compartieron con nosotros el ultimo video viral de YouTube (apuesto a que no se resisten) y así fueron pasando grandes cantidades de información por nuestros sentidos durante todo el día. Desde la llegada de Internet no solo recibimos información si no que la creamos y la buscamos. La información somos nosotros mismos y el resto del mundo. Está presente todo el tiempo y en todo lugar.

Entonces… ¿Cuál es el problema?

El problema es que tanta información puede desviarnos de nuestros objetivos, puede saturarnos al punto tal de no lograr nada en concreto, intentar mantenerse informado puede terminar por desinformarnos. Por momentos perdemos la noción de nuestras propias prioridades: debería prestarle atención a la música que estoy escuchando con mis auriculares? O leer detenidamente la promoción del anuncio que aparece al costado del articulo sobre la ganadería en el país que estoy leyendo en la tablet? O responder los mensajes por Whatsapp de mi mamá? O ver los carteles del subte para ver si es esta la estación donde debo bajarme?

En mi experiencia personal lo disfruto y lo sufro a la vez. Soy bastante adicto a leer artículos relacionados con mis intereses, a su vez siempre estoy leyendo alguna que otra novela y ademas cada tanto o en momentos específicos miro alguna serie en la televisión. La música me acompaña todo el tiempo. Y trabajo con Internet, por lo tanto todo el día estoy recibiendo o buscando información y para no enloquecer intento ser lo que mejor me sale, ordenado.

Lo reconozco, es un desastre pero ¿Qué hago?

Ordenar la información es la clave. Y a continuación les brindare algunos consejos y herramientas para poder hacerlo.

Facebook

Como medida depuradora seria bueno que cada tanto «limpies» tu lista de amigos, sobre todo de esos amigos que verdaderamente detestas cada publicación que hacen. También de esos amigos que jamas viste ni una sola publicación porque al margen de que tenes 2.000 amigos, ni siquiera lo conoces ni le hablaste jamas. Ademas eliminá esos amigos que no son personas reales como «Accesorios Ramón», no entiendo, el apellido es Ramón (?).

Un poco de humor no está mal, pero no es necesario darle me gusta a cada pagina del tipo «Típico sales dos días seguidos & para tu mama ya VIVES en la CALLE ¬¬«, o del tipo «A que junto 1000 bosteros en 2 meses«. Revisá tus me gusta y replanteate si te gusta, porque por lo general lo único que se publica en esas paginas es basura que entra directamente a tu newsfeed.

También existe una opción que muy poca gente utiliza y es la de decidir qué clase de contenido queremos ver en nuestras noticias de cada persona que tenemos como amigo. Si vamos a su perfil, desde el botón que está sobre la foto de portada que dice «Amigos», podemos desplegar una lista de opciones entre las que se encuentra las que permiten decidir si queremos recibir notificaciones de esta persona, si queremos que aparezca en nuestras noticias y si es así, qué contenido queremos ver.

A favor de la información, es decir de su inclusión, podemos utilizar algo que tampoco muchos usan y que la mayoría ni sabe que existe, los intereses. Los intereses son básicamente listas que contienen paginas y/o personas que supuestamente hablan de un mismo tema en común y justamente ese tema es el que nos interesa. Facebook nos sugiere algunos según el interés indicado pero también podemos crear nuestra propia lista con nuestras propias fuentes.

De los grupos ni hablo, intuyo que ya entendieron el espíritu.

Twitter

Pasan cosas similares como en Facebook. Con tal de tener seguidores uno es capaz de soportar que toda su timeline este llena de tweets en otros idiomas que no sabemos. Hay que seleccionar a nuestros seguidores ya que de ellos estará hecho nuestro Twitter. Mucha gente aún no entiende el funcionamiento de esta red social porque lo primero que hace una vez se crea la cuenta es seguir a los primeros 500 famosos que se le vienen a la mente y al cabo de dos meses lo siguen 20 personas y tiene la timeline mas aburrida del planeta.

En cuanto al humor en Twitter hay perfiles realmente muy buenos que te alegran el día mas de una vez, pero tampoco es cuestión de acumular gente ocurrente con tiempo de sobra, salvo que ustedes trabajen como comediantes y eso les sirva de fuente de inspiración.

De vuelta, busquen fuentes de su interés, busquen personas que hablen de lo que les gusta, que compartan contenido de calidad, interesante y original. Utilicen los hastags (#EstoEsUnHastag) para hablar y para «escuchar» a otros hablar de lo mismo.

YouTube

Un mundo aparte pero con los mismos vicios. Hay de todo y para todos, queda bajo nuestra responsabilidad el uso de esta enorme red social. Pero por suerte tenemos herramientas que nos ayudan a ordenar esa inmensidad según nuestras preferencias. Cuando tengamos un buen numero de suscripciones las recomendaciones que hace YouTube serán mas acertadas y nos llegará un correo semanal con los videos mas interesantes de varios de esos suscriptores que, obviamente, deben ser de nuestro agrado.

No es requisito ser famoso o un Youtuber para tener un canal, de hecho todos por el simple hecho de tener una cuenta ya tenemos uno. El punto es que la mayoría no los usa ni les presta atención, pero también sirven para ordenar. Por que no solo se alojan los videos de nuestra propia autoría si no que se pueden mostrar nuestras listas de reproducción según si queremos que sean publicas o privadas. Y todo decanta justamente en las listas de reproducción, a las cuales las nombramos nosotros mismos y agregamos el contenido que queremos. Yo por ejemplo tengo públicas una serie de listas que se llaman «Música que encuentro por ahí» y son videos musicales que voy encontrando a medida que navego y que no necesariamente me gustan pero hacen una mezcla exótica que se me ocurrió compartir. De forma privada tengo listas con videos de distintos intereses como por ejemplo una de fotografía, boxeo y demás. Todas, publicas y privadas, hacen a mi canal que como el nombre lo indica es mio y se adapta a mis necesidades sin importar (salvo que sea lo contrario) que quien entre encuentre contenido o no.

Las listas de reproducción solucionan el recurrente problema de «¿Que video era ese del gato que pelea al perro?», simple, lo tengo en mi lista de favoritos. La opción de «Ver mas tarde» también puede ser tu amiga siempre que quieras guardar algún video para ver acompañado o en otro momento por falta de tiempo.

Diarios, revistas y Blogs

Los blogs son mi medio favorito, tengo una gran colección dividida en varias muchas categorías. Antes de descubrir Google Reader (si no lo conocían no lo googleen porque ya no existe más) los ordenaba en mis favoritos con un sistema tan simple como crear carpetas para categorizar blogs según mis intereses. Para quien no sabe qué son los lectores (como lo era Google Reader) imaginen un diario que reúna todas las noticias de todos los diarios y las muestre de forma tal que podamos seleccionar lo que más nos importa del total del contenido (o explicación wiki).

En la actualidad el mejor lector de feeds que probé es Feedly. Funciona de forma similar a lo que era el lector de Google y está presente en todas las plataformas. Flipboard es una muy buena alternativa pero solo para dispositivos móviles, ah! y Windows 8 (¿alguien tiene Windows 8?).

Suscribirse a newsletters tampoco está mal pero aconsejo no hacerlo en exceso porque estaremos dedicando 2 horas o más al día a ver todas las novedades de nuestra bandeja de entrada. Yo utilizo la suscripción cuando encuentro una fuente que considero verdaderamente de gran valor y no quiero perderme ni un solo articulo porque por experiencia sé que me van a interesar o a ser útiles. A la inversa, tómense el tiempo para desuscribirse de esas listas que se suscribieron por error o por alguna promoción o que simplemente es spam.

Si utilizan Gmail ya estarán enterados (aunque quizás no acostumbrados) a las pestañas que clasifican automáticamente nuestro correo entrante. Es extraño, pero eficiente. Es una forma más de ordenar información, en este caso correos, pero que no dejan de ser extensiones de lo que venimos hablando: social, notificaciones, foros.

 Y para todo lo demás (y lo mejor para el final)…

Existe Pocket. Si son acumuladores de información como yo ya sea por hobby o por trabajo van a amar esta herramienta. Es tan sencillo de usar como su eslogan indica: «Si encontrás algo que queres ver mas tarde, ponlo en Pocket». Y es así, noticias, videos, fotos, o lo que se te ocurra lo almacenas ahí pudiendo clasificar el contenido por medio de etiquetas. Cuando finalmente llega ese momento en el que estamos dispuesto a, por ejemplo leer ese articulo que vimos justo antes de entrar a clases, entramos en la aplicación y lo buscamos. Si simplemente tenemos tiempo libre que queremos dedicar a revisar el contenido que almacenamos día tras día la aplicación nos dará sugerencias. Ademas de muy fácil de usar es gratuita y multiplataforma, qué mas se puede pedir.

 

Espero haber contribuido al orden mundial, por favor comenten qué método o herramienta utilizan para mantenerse informado o al menos no desinformarse.

¿Comprar en Internet es seguro?

Comprar en Internet

La pregunta que hace referencia a si es seguro comprar en Internet puede sonar para usuarios jóvenes, avanzados o de otros países un poco pasada de moda, pero en Argentina aún hay muchas personas y empresas que no solo no han comprado nunca por Internet, si no que tienen miedo a hacerlo. Mi respuesta en base a mi experiencia personal es un rotundo SI. Pero como no es mi estilo no argumentar lo que digo continuaré relatando dicha experiencia y dando algunos datos para la tranquilidad de aquellos que aun no han entrado en el maravilloso y adictivo mundo de las compras por Internet.

¿Donde comprar?

En mi caso particular he comprado en cientos de sitios distintos. Obviamente trabajar con Internet también aumenta el conocimiento y la confianza de hacer transacciones online de todo tipo, pero lo cierto es que tampoco nunca me salí de entornos seguros ni le di mis datos a una empresa o sitio web desconocido o de reputación dudosa.

Saber donde comprar es el primer y mas importante punto para una transacción segura. Si nos abalanzamos sobre todas las ofertas que le llegan a la carpeta de spam, o hacemos clic en todos los banners con ofertas es muy probable que caiga en manos de gente que quiera estafarlo, pidiendo plata o los datos de la tarjeta de crédito. Pero si prestamos atención a aspectos esenciales es muy pero muy difícil que nos llevemos un disgusto.

En segundo lugar, no recomiendo hacer ningún tipo de compra en otra computadora que no sea la personal, la cual se supone que esta bien protegida. Posteriormente es preciso verificar el sitio web en el que estamos, si se trata de una empresa o marca de confianza nos daremos cuenta que navegamos de forma segura y probablemente hasta podremos observar su certificado de seguridad en la barra de direcciones (antes de la url). Es recomendable proceder al pago de un producto que uno estaba buscando en un sitio web y por el cual siguió un proceso de compra lógico para poder llegar al momento del pago, y no pagar por un producto que todavía no se conoce o por el cual se llegó al momento del pago a través de un link sin previa presentación, verificación o incluso registro en el sitio.

¿Como comprar?

Dependerá de las formas de pago que ofrezca el sitio en el que nos encontramos, pero por lo general todos aceptan la mayoría de las tarjetas de crédito reconocidas. Ademas puede incluirse la opción de hacer una transferencia bancaria o pagar en efectivo imprimiendo un cupón. También los sitios suelen utilizar servicios de terceros para procesar los pagos. En Argentina los mas comunes son MercadoPago, DineroMail y PayPal. Creando una cuenta en estos servicios también podemos almacenar los datos de nuestras tarjetas de forma segura para no tener que ingresar los datos ante cada compra. De utilizar esta opción es preciso que la contraseña que se utilice para acceder a estos servicios sea única y fuerte, lo que implica una combinación de muchos dígitos que incluyan mayúsculas, números y caracteres especiales. Cada servicio puede tener o no su interés por la compra, depende de muchos factores, aunque siempre se nos informara la recarga de cualquier impuesto ajeno al valor del producto que queremos comprar.

Conclusión

Si nos salimos de lo cotidiano y tocamos casos extremos, es seguro que hoy por hoy se mueve una suma incalculable de dinero por Internet al rededor del mundo, lo que avalaría la seguridad en general, incluso el existe el Bitcoin que directamente es una moneda virtual y que actualmente está ganando peso en mercado exteriores. Pero por otro lado también está el usuario despistado o inexperto que cae en trampas de suplantación de identidad, que confía demasiado en sitios que jamas visitó o del que no poseen referencia, o que simplemente no reparan en los problemas que puede traerle no prestar atención a la seguridad a la hora de realizar un movimiento de dinero por Internet.

Si esto ultimo fue tu caso, podes comentarlo para que a otros usuarios no les pase algo similar. Si no, ya saben, pueden comprar los regalos de navidad tranquilos y sin moverse de sus casas.

El fin de la privacidad, el caso de Amanda Todd

Como suele suceder después de un acontecimiento importante, muchos nos ponemos a reflexionar y a analizar sobre el mismo, dándonos cuenta de cosas que quizás antes no le prestábamos atención a pesar de tenerlas frente a nuestras narices. En mi caso hace tiempo que quería escribir sobre la privacidad en Internet y su repercusión fuera de este medio, en la vida real. Con la excusa del caso de Amanda Todd y con los cientos de pensamientos que me surgieron decidí escribir un poco sobre el tema desde distintas perspectivas para que cada lector saque sus propias conclusiones, y lo mas importante, tome sus propias decisiones.

Empezaré por contextualizar la situación, el reciente caso de Amanda Todd trató básicamente de una chica de 15 años que se suicido luego de ser acosada, abusada, y perseguida tanto a través de Facebook como en los distintos colegios donde curso desde los 12 años. Si no conocen el caso o quieren ampliar la información les dejo un enlace para que lean la crónica y vean el video donde ella misma explica su realidad, http://ow.ly/ezUUj.

Lo mas importante, lo esencial, y de lo que uno debe ser cociente durante todo el tiempo que pasamos navegando, es que todo empieza con nuestro propio accionar. Es decir que la pérdida de privacidad en Internet en gran parte es voluntaria, depende pura y exclusivamente de nuestra actividad y de las decisiones que tomemos.

Desde cero, responsabilidades

Primero decidimos utilizar internet, posteriormente decidimos crearnos una cuenta de mail (elegimos un servicio), elegimos tener redes sociales (elegimos servicios nuevamente), decidimos enviar y recibir contenido, crear nuestro propio contenido y publicarlo en los distintos medios a los que pertenecemos, etc. Y así vamos tomando decisiones casi constantemente a través del tiempo sin tomar conciencia del resultado global y sus consecuencias.

Evidentemente impulsados por la necesidad de comunicarnos y compartir decidimos muy rápido, pero no reflexionamos al respecto.

Tomar decisiones a la ligera en cuestiones de Internet es muy común, esto se refleja claramente en que la mayoría accede a sus cuentas desde cualquier computadora o dispositivo sin importar el nivel de protección de los mismos.  A su vez realiza todo tipo de acciones sin prestar atención sobre lo que hace y como lo hace. Quién no ha dejado abierta su casilla de mail en el trabajo, en la notebook de su pareja, o su cuenta de Twitter en el celular de un amigo, y quién no se ha encontrado en alguna computadora de acceso público con un perfil de Facebook abierto.

El orden y el tiempo

El orden en Internet es muy similar al de la vida real. Pasado un tiempo nos encontramos con que tenemos decenas o cientos de servicios en los que estamos registrados a los cuales concedimos acceso a nuestras computadoras personales y dispositivos móviles, como así también a los mismos servicios (como en el caso de las apps de Facebook). Además cada uno tiene ciertos datos nuestros que completamos al registrarnos, rellenamos posteriormente o generamos a través del tiempo. Para completar el ecosistema todo lo controlamos con la misma cantidad de contraseñas (salvo aquel que le pone la misma a todo, fatal error). Entonces, si a toda esta cantidad de información la manejamos de forma desprolija a través del tiempo sufriremos las consecuencias.

Es más que famoso el caso de la gente que hace 5 años atrás tenia una cuenta en Fotolog y hoy no se acuerda la contraseña. Ahí siguen estando todas sus fotos, datos, mensajes y comentarios de hace 5 años atrás y contando. Los primeros años puede ser gracioso, pero con el tiempo eso es parte de nuestra reputación online y muchas cosas pueden atentar contra nuestra propia imagen en Internet. Incluso podemos estar en desacuerdo con nosotros mismos sobre algo que en su momento hicimos público. El simple hecho de no haber controlado una cuenta de Internet como corresponde habla del manejo y la responsabilidad de una persona,  tranquilamente podríamos perder un trabajo o la posibilidad de acceder a uno.

Para lo fuera de control, prevención.

Todo puede comenzar por un accidente, incluso ni siquiera hace falta que sea un error nuestro ni una desprolijidad en el uso de nuestras cuentas y la actividad que desarrollamos en la red. Perder nuestro smartphone hoy por hoy es darle acceso a gran parte de nuestra intimidad al que lo encuentre. Pero por eso es que hay que ser precavidos e informarse primero para saber como actuar ante casos como este.  Antes de saber como subir álbumes enteros en Facebook estaría muy bien saber como manejar la privacidad, como controlar los accesos a los dispositivos, como bloquearlos e incluso como darnos de baja. Lo mismo se puede aplicar a cuando olvidamos o nos roban la contraseña.

Amanda le mostró sus senos a un desconocido, pero tranquilamente puede suceder que una chica le envíe fotos eróticas a su novio de hace años, lo que a priori puede parecer mucho mas seguro. Lo que la chica no sabe ni puede controlar es el manejo que hace su novio con los datos. Ahí radica el problema. No hace falta una intencionalidad (por parte del novio en este caso) para dejar al descubierto datos que posteriormente pueden ser usados en prejuicio nuestro. Amanda describió a la perfección en uno de sus mensajes lo que se siente que algo privado se haga público. Lo dijo en referencia a la foto que la perturba de sus senos y que apareció en todos lados: «Esta allá afuera, no la puedo recuperar». Paso a ser propiedad de Internet, de todo el mundo.

De la vida real a Internet en un simple paso.

Hasta ahora me referí a situaciones que se producen en Internet y pueden tener repercusión en la vida real, pero mas frecuentemente me encuentro con situaciones que se producen de manera inversa.

Por ejemplo, uno puede estar en la sala de espera de cualquier lugar, pongamos por caso una clínica, y cuando llega el turno nos llaman por nombre y apellido. Toda la sala podría acceder en el acto a mi página personal, a mi perfil en Facebook y de ahí a todas las conexiones que yo mismo genere.

Por escenarios como estos es que volvemos al punto inicial y es que lo que vean esas personas va a depender de lo que cada uno muestre al publico, y lo que no.

Incluso ya le a pasado a conocidas que han dejado por cuestiones administrativas su nombre y apellido en cualquier lugar y al tiempo les llegan solicitudes de amistad de desconocidos o de personas que recuerdan haber visto en esos lugares. El documento, el registro de conducir, cualquier carnet, la tarjeta de crédito, todo tiene nuestro nombre y nuestro nombre esta en Internet.

La suplantación de identidad y la responsabilidad de los servicios.

Lo ultimo a lo que quiero referirme en problemas de privacidad es a lo mas fácil de realizar en la web, con mínimos conocimientos cualquiera puede crear una cuenta de correo o un perfil en cualquier red social falsos. Esto es conocido como Phising. Los fines de esta actividad son variados, desde la obtención de datos bancarios o de tarjetas de crédito hasta el simple hecho de regocijarse con la crueldad de difamar, burlar, lastimar o digámoslo en criollo joder a una persona.

Esto es algo que los famosos «sufren» a diario pero a ellos les basta con salir a decir por televisión o radio que no tienen cuenta o que su cuenta es tal o cual pero cuando se trata de una persona común y corriente la gravedad del caso es mayor y la posibilidad de revertir la situación mas difícil.

Si bien algunos servicios se rompen la cabeza para armar una política de privacidad que le sea apropiada tanto para el usuario como para sus negocios nunca debemos de confiar en ellas por completo. Hace poco Facebook salió a mostrar la cantidad de reportes y denuncias que recibía por día y dijeron que se les hacia muy difícil atender a cada una. De esto solo diré que me parece patético para ser suave. Todo pasa y seguirá pasando por lo que permitimos y compartimos.

La inocente Amanda sufrió en carne propia todo lo que relate anteriormente, no midió lo que hacia con un desconocido y mas allá de sus motivaciones esto fue acompañado de la ignorancia de las consecuencias de sus actos. También sufrió el acoso de quienes ya la conocían tanto virtual como en la vida real. Su reputación online fue llevada a la vida cotidiana, al colegio y en todos padeció lo que se denomina bullying. Soportó la suplantación de identidad con sus fotos intimas e injurias, etc. Internet ocupo por completo su vida durante sus últimos años, tanto, que su mensaje de despedida lo dio a través de YouTube e incluso las fotos de su autopsia también fueron hechas publicas, como si su muerte no hubiera sido suficiente.

Como en todas las tragedias no hay un solo responsable y es difícil medir cual es el de mayor importancia pero tanto ella, su familia, amigos, novios, acosadores, conocidos, facebook, todos en distintos niveles y con distintos grados de responsabilidad conspiraron para que el suicidio de Amanda fuera inevitable.

 

La publicidad en Internet, fuera de control

Hay sitios web que uno frecuenta diariamente o semanalmente. El correo, algún diario online, blogs de intereses, servicios específicos, etc.

En mi caso algunos de ellos pueden ser YouTube, Facebook, Twitter, el diario Ole, Gmail y algún que otro blog de tecnología. El hecho es que en el ultimo tiempo me encontre con todos esos sitios con novedades en cuanto a publicidad o la forma de mostrarla. Los casos presentes en estos portales son:

  • Incorporación: El caso de Twitter, por ejemplo, donde comenzó a publicar los tweets patrocinados.
  • Nuevos espacios: En el caso de Ole.com.ar ya no saben donde poner los anuncios. En un caso extremo me he encontrado con la siguiente situación: Accedí a una nota, lo primero que veo es un banner a pagina completa (es decir que no se venia nada del contenido solicitado), después de cerrarlo se convertía en un banner robapáginas enorme entre la cabecera y el contenido, pero además dos skyscrapper de cada lado, por fuera del contenedor de la pagina. Y finalmente cuando le doy play al video de la nota, un anuncio de 15 segundos sin posibilidad de omitirlo. Una locura.
  • Mayor intrusión: Hasta hace poco ponía una lista personal de reproducción de música en YouTube y en ningún momento salía un anuncio. Últimamente (y desgraciadamente) cada dos o tres videos salta un anuncio al principio de un tema y es realmente espantoso escucharlo con los altavoces al máximo. También podría mencionar el nuevo (gran) banner en la página principal.
  • Uso de actividad: Facebook y Google son los reyes en cuanto al uso de los datos de sus usuarios se refiere. Últimamente note una adaptación de los anuncios sorprendente. No solo me sorprendí por la velocidad de cambio según mi actividad, si no también porque ni siquiera se de donde sacan algunos datos para relacionarlo con la publicidad, parecieran estar yendo un paso mas (adentro de nuestra intimidad).

En conjunto logran una importante perdida de tiempo, calidad y funcionalidad. No estoy en desacuerdo con la publicidad en Internet, pero a este nivel roza lo ridículo e inservible.

Procrastinación ¿Te pasó?

La procrastinación según Wikipedia es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. Para los navegantes de Internet también es ese fluir entre un enlace y otro sin estar haciendo nada productivo o bien en reemplazo de algo productivo que deberíamos estar haciendo.

Sin embargo la procastinación de ayer resultó en algo más profundo en forma de video.

Y la verdad es que ya no sé bien cómo llegué al siguiente video, los cambios fueron muy rápidos. A ver…

Estaba navegando en Internet cuando recibí un mail en mi bandeja de Gmail que contenía varios enlaces. Uno de ellos me llevó a una publicación de un grupo en LinkedIn que a su ves contenía otro enlace. Este me llevó a una entrada de un sitio web llamado hellooo que contiene un video, que me llevó  finalmente a Youtube y obviamente fue entonces cuando comencé a ver el video que me impulsó a escribir parte de esta entrada. El circuito pareciera terminar ahí pero podemos mencionar que este post puede ser compartido y así sucesivamente.

Seguir leyendo

¿Te pasó?

La verdad es que ya no se bien como llegue al siguiente video, los cambios fueron muy rápidos. A ver…

Estaba navegando en Internet cuando recibí un mail en mi bandeja de Gmail que contenía varios enlaces. Uno de ellos me llevó a una publicación de un grupo en LinkedIn que a su ves contenía otro enlace. Este me lleva a una entrada un sitio web llamado hellooo que contiene un video, que me llevó  finalmente a Youtube y obviamente fue entonces cuando comencé a ver el video que me impulsó a escribir esta entrada. El circuito pareciera terminar ahí pero podemos mencionar que este post puede ser compartido y así sucesivamente.

Seguir leyendo

Hecha la red social, hecha la trampa

En los últimos días escuche hablar o lei muchas veces noticias relacionadas con twitter y no precisamente por alguna novedad del servicio si no por cuestiones que, a pesar de ser algunas ajenas a la red social, afectan de alguna manera su reputación.

Primero leí un articulo de marketingaholic sobre la compra de seguidores que incluso se puede encontrar muy fácilmente en mercadolibre. En el post analizan los pro y los contra e indican que es mas probable que un usuario te siga si tenes gran cantidad de seguidores.

Lo segundo que, en este caso vi, fue la denuncia que hizo el periodista Jorge Lanata en su programa de los domingos con respecto al mantenimiento de cuentas falsas por parte del Gobierno Argentino para generar TT y ganar opinion publica. Si bien esto ultimo puede no resultar lo cierto es que de todas formas es una practica patética y un movimiento incensario de nuestros políticos de turno.

Posterior a esto lei una entrada en RedUSERS donde un experto cuenta como armar una campaña con twitteros falsos. Explica un poco el funcionamiento de los algoritmos de esta red social para entender que es importante y por que como para que llegue a ser trendring topic y el posible peso de los twitteros truchos que hablo Lanata.

Para finalizar, ayer me entere que hakearon a twitter y publicaron contraseñas de miles de usuarios.

Si bien la cantidad de usuarios registrados tanto en Argentina como en el mundo es mucho inferior con respecto a redes sociales como Facebook y por lo tanto estos temas influyen a una menor porción de usuarios, la realidad es que estas noticias y su frecuencia (4 en una semana), no colabora y destruye poco a poco su imagen.

»El control de internet atenta contra los derechos humanos»

Tim Berners-Lee, el inventor del código HTML y de las URL, señaló que:  »Las políticas de limitar la Red son peligrosas porque suponen la destrucción de libertades y permiten conocer detalles íntimos de las personas».

En el Reino Unido, el Gobierno elaboró un plan con el que quiere vigilar las llamadas telefónicas, los mensajes de texto y los correos electrónicos de la población por razones de seguridad.

Ante esta situación, Tim Berners-Lee expresó su preocupación y dijo que el control de internet supone una «destrucción de los derechos humanos» y permite conocer detalles íntimos de las personas.

Si bien todos estamos al tanto de que existieron, y  existen  casos  de crimenes iniciados en internet, via mensaje de texto, y en llamados, vigilar dichos medios de comunicación las 24 horas significaría una violación de la privacidad, a un nivel extremo, y mas teniendo en cuenta que hoy en dia estos 3 medios mensionados se utilizan de una manera masiva en cualquier  ámbito de la vida .

Berners-Lee dijo que estas medidas le quitan el sueño y que deberían ser suprimidas. «Es increíble el gran control que uno puede tener sobre alguien si puedes vigilar la actividad de internet», agregó.

El creador del protocolo HTTP y del sistema de localización de objetos en la web URL y asesor del gobierno británico, dijo que: »Con la vigilancia de la web se puede conocer a una persona mucho más que si se habla personalmente con ella, «porque los individuos se sienten más seguros para averiguar cosas que no lo harían de otra manera», señaló.

«La idea de que debemos registrar de manera rutinaria la información sobre la gente es obviamente muy peligrosa. Eso quiere decir que habrá información que puede ser robada y después utilizada para sobornar gente«, sostuvo.

No solo lo que afirma Tim es cierto, sino que también, en mi opinión, es muy probable que se generen muchos »malos entendidos» ya que en la web, como en cualquier otro ámbito se bromea sobre muchas cosas, que podrían ser, o serian penadas si fueran ciertas, como el caso de los británicos que por una broma en twitter no les prohibieron entrar en Estados Unidos.

Según el plan, los datos que se recabarán de la población en el centro de escuchas de Cheltenham (oeste de Inglaterra), conocido por sus siglas GCHQ y cuyas actividades son secretas, incluyen la hora y la duración de cada llamada telefónica, así como los destinatarios de correos electrónicos y mensajes de texto.

Políticos y organizaciones defensoras de los derechos civiles criticaron este programa porque entienden que viola el derecho a la privacidad.

Finalmente Berners opina que, si el Gobierno quiere reunir información sensible sobre determinadas personas, entonces tendría que crear un organismo independiente que supervise esas labores de vigilancia.